• Clima 12°
  • Bogotá
  • Siganos en:
  • Twitter

Guía de Bogotá: Restaurantes, Bares, Cine, Arte, planes y Conciertos en la ciudad de Bogotá - Vive.in Vivein

El 'Mono' que más suena

Desde ayer se realiza en Ginebra (Valle), el Festival de Música Mono Núñez, un encuentro de los sonidos andinos que irá hasta el domingo

Califique:

Compartir en:

Foto: Archivo particular

La pelea no fue a 'guitarrazo' limpio ni tirando bandolas a diestra y siniestra, pero sí hubo 'rebote': muchas almas andinas, furiosas porque no podían conseguir boletas para entrar al escenario y ver las eliminatorias del Festival de Música Andina Mono Núñez, en Ginebra (Valle), se tomaron el coliseo Gerardo Arellano, sede del evento, y dijeron que saldrían cuando se dieran los nombres de los ganadores. 

 

Eso sucedió en 1986, y la junta directiva del evento tuvo que intervenir. La situación no pasó a mayores, pero llevó a quienes organizan este festival desde 1975 a pensar qué hacer para que quienes no alcanzaran a comprar boletas no se perdieran de las noches de bambucos, pasillos y guabinas, entre otros. 

 

Así nació el Festival de la Plaza, en el parque principal de esta población del Valle, famosa, además, por sus exquisitos sancochos de gallina, los mejores del planeta, sin discusión.

 

Se trata de una prolongación del evento, que durante tres días (unas 10 horas diarias) reúne a los músicos participantes en presentaciones gratuitas, así como a invitados especiales de Colombia y del exterior. Y si hay que comparar esta actividad con otra nacional, es como estar en el parque de la Leyenda Vallenata, de Valledupar, solo que en la población del Valle se unen todos los sonidos andinos.

 

El Mono Núñez ha vuelto y está sonando desde anoche. Hay 14 concursantes en la modalidad vocal e igual número en la instrumental, que compiten por los galardones Gran Premio Mono Núñez instrumental, grupo instrumental, grupo vocal, mejores obras inédita vocal e instrumental, intérprete de bandola, intérprete de tiple e intérpretes instrumental y vocal, entre otros, en las veladas que se hacen en el coliseo Gerardo Arellano.   Bernardo Mejía Tascón, presidente ejecutivo del festival, dice que este evento es el que "tiene una mirada más amplia de la música andina nacional, pues en él intervienen empíricos, académicos, niños, jóvenes, adultos, campesinos, indígenas y afros". 

 

Agrega que uno de los aspectos más importantes del Mono es que los jóvenes se sienten "cómodos, no solo como asistentes, sino como participantes. Tenemos ganadores como Carlos Quintero, Mono Núñez antes de cumplir 18 años, con su hermano Manuel, quien en ese momento tenía 14 años".

 

Y son los jóvenes los que han ido cambiando los formatos instrumentales en Ginebra, con duetos de flauta y guitarra y cuartetos de saxos, entre otros. "En la parte temática, ya no se le canta tanto al paisaje o a la niña de los labios rojos, sino que hay miradas del conflicto, de los problemas de pareja y de la cotidianidad", sigue Mejía.  

 

Entre las propuestas que más lo han sorprendido en el último tiempo está la del grupo Walking Colombiano, "conformada por dos bajos eléctricos. Igualmente, está tomando auge la presencia de la batería en el acompañamiento de los ritmos andinos, que se verá este año con Jessica Jaramillo". 

 

Y otro que regresa este año -y que ha participado en dos festivales- es el Trío Classico Latino, "dos ingleses (en chelo y violín) con un colombiano al piano". 

 

El Mono, como siempre, sorprenderá. Y desde donde esté, Benigno 'Mono' Núñez, a quien rinde homenaje el festival y que murió el último día de 1991, a los 94 años, estará contento. Él, un músico autodidacta que se aprendía las partituras de memoria y nunca se olvidaba de las notas, les dio a los ginebreños un legado: el gran respeto por los ritmos andinos colombianos.  

 

Sus composiciones fueron pocas:  Ana María  (mazurca),  Italia  (danza),  María  (gaviota) y los bambucos  Ocasos  y  Salospi . Pero su significado, como dice una canción de Gustavo Rengifo,  Mi amigo de la bandola , será eterno y bohemio, pues para el 'Mono' "oficios cuerdos no eran su oficio". Más bien, él era un cuerdo de las cuerdas.  Los formatos en el Mono han ido cambiando.  Archivo particular    Cada año, al festival asisten, en promedio, unas 60.000 personas y las eliminatorias de los concursantes son muy exigentes. Además, el evento le da una gran importancia a la formación infantil.  

Publicado el
8 de junio, 2012
Cultura y Entretenimiento
¿Y tú qué opinas?
HERRAMIENTAS

Califíca aquí:

Artículos
Publicidad
PUBLICIDAD