El cantante y productor mexicano Joan Sebastian dice: 'Acepto la vida como viene'

Joan Sebastian visitó Colombia y prometió regresar, estuvo de paso por la Feria de las Flores y grabó junto a Jorge Celedón. También, presentó su disco 'Pegadito al corazón'.

Califique:

Foto: Archivo particular

Joan Sebastian, cantante, compositor y productor mexicano.

Compartir en:

Nació en México hace 59 años y es hoy un rey Midas de la producción musical latina. Joan Sebastian fue el genio detrás de las canciones del disco 'Para siempre', con el que Vicente Fernández volvió a la cima de la popularidad hace un par de años.

De hecho, 'Celos' y las demás canciones de ese álbum estaban grabadas en su voz, pero el destino lo llevó a dárselas al charro de México.

Joan Sebastian, pues, está de moda como productor y lo sabe. Pero su carrera es tal que en los años 80 se forjó un nombre, primero como cantante y compositor, con éxitos en balada -por cierto, muy fuertes en Colombia-, como '25 Rosas' y 'Lobo domesticado'.


A Colombia, Joan Sebastian -cuyo nombre de pila es Juan Manuel Figueroa- había venido antes: en 1979. "Recuerdo las ganas que tenía yo de comerme el mundo y la correspondencia que hubo en este pueblo para mí -dice- De repente me doy cuenta de que dejé de venir tres décadas, entiendo y me lo perdono solamente porque sé que he trabajado arduamente y que mi agenda, tan apretada, no me permitía atender ese llamado del corazón".


El artista que llegó a Colombia, 31 años después de esa primera visita, justo para la Feria de las Flores y para grabar algunas canciones con Jorge Celedón, es un hombre de hablar pausado, que escoge serenamente las palabras que emplea. Tiene una mirada analítica y una actitud que emana fortaleza. De no ser por las noticias, no podría adivinarse la reciente pena por la pérdida de su hijo Juan Sebastián, el segundo que muere en circunstancias violentas; ni que ha batallado dos veces contra un cáncer de médula.

-Tenía una fuerte imagen de baladista en sus comienzos, ahora es 'El rey del jaripeo', está más identificado con el folclor mexicano...

De alguna forma, el público piensa que hubo una transición rotunda, un paso del joven Joan Sebastian baladista pop a la figura folclórica mexicana del mercado del norte.  Pero no. En mis shows y mi discografía se siguen escuchando ambas cosas. En este
 nuevo disco están el Joan Sebastian pop y el juvenil. No quiero decir que el folclor no tenga juventud. Hay geniales exponentes de la música folclórica muy jóvenes. No aceptaría decir que hice un cambio radical. Puedo hacer alarde de mi versatilidad.


-Hablando de versatilidad, ¿en qué momento empezó a brillar su faceta de productor?

La cuestión de las producciones se dio en los últimos 15 años. Tuve la fortuna de producir a Rocío Durcal, Pepe Aguilar, Vicente Fernández, Thalía, Lucerito y mucha gente.

En este momento lo buscan mucho como productor, ¿a qué lo atribuye?

Me puse de moda, se me dio el cariño. Aceptaron mis trabajos de una manera espectacular. No es porque sea selectivo. A mí me encantaría hacerles producciones a todos mis amigos, colaborar en sus sueños y trabajos. Pero tengo que atender mi carrera,
 mantener a mis hijos. Igual, tengo otras cosas que no me permiten realizar esos gustos, esos placeres. Pero nos vamos dando tiempo para ir colaborando con gente como Jorge Celedón. Vine a trabajar con Jimmy Zambrano.

-¿Grabarán una canción?

Un poquito más... Dos, para empezar.

-¿Hay un estilo Joan Sebastian para las producciones propias y otro para las ajenas?

Si  yo cantara las cosas que cantó Vicente Fernández, se podría notar que soy respetuoso de su estilo como productor y director de una grabación, pero se notará la esencia. ¿Por qué no hacer alarde de una 'corriente Joan Sebastian'? Son cosas que vienen
 de lo mismo. Efectivamente, el mismo disco de Vicente lo tengo cantado yo, puedes escuchar las mismas canciones, pero distinguir los estilos de cada uno. Eso es lo glorioso, que se puede hacer un disco para Alejandro Fernández y otro para su padre y no
 tienen, entre sí, nada que ver los discos; pero, al tiempo, se nota el estilo Joan Sebastian.

-Fue histórico el disco con Vicente, ¿cómo llegaron a hacerlo?

Vicente me pidió que hiciéramos un disco hace como 16 años, pero, por cosas se paró el proyecto. Un día, fui a su rancho y le dije: 'Chente, ¿te acuerdas del disco que íbamos a hacer? No nos podemos ir sin dejar testimonio de que fuimos amigos, de que
 nos tocó compartir esta maravillosa vida'. Y él dijo: 'Entonces, hay que hacerlo'. Y nos pusimos a grabar. Tenía listo el disco para sacarlo conmigo, pero platicamos con la disquera y se aterrizó. Él lo grabó entre una tarde y una noche de la forma más magistral en la que yo lo había oído cantar.


-Pegadito al corazón ya tiene su recorrido exitoso...

Sí, la que le da nombre es una canción probada, llegó ya al primer lugar en Billboard. Hay más temas interesantes, en Colombia estoy grabando el video de No la voy a engañar.

-Tiene una canción para uno de sus hijos, Trigo...

Sí, es para mi hijo, convertido en luz. Un tema doloroso. La muerte de mi hijo me marcó, por supuesto. En las madrugadas despertaba, agarraba mi guitarra y le cantaba a mi hijo. Era algo para mí, nada más lloraba. De alguna forma, encontraba tranquilidad. Pero sólo cuando llegó esta canción, Trigo, encontré una paz, un bálsamo en el dolor. Cuando esa canción llegó a mi vida dije que la grabaría para compartirla con toda la gente que ha tenido la dolorosa experiencia de perder a un ser amado.

Fui al estudio y grabamos la música, pero cuando intentaba cantarla se me hacía un nudo en la garganta y no podía. Entonces, pensé en dejarla instrumental, porque no podía cantarla. Pero un día dije: 'Necesito hacer un esfuerzo, compartir esto
 con mi gente' y la he cantado solamente dos veces: cuando la grabé y en un programa de televisión. Me duele mucho y es un tanto difícil cantarla.

-En cuanto a lo personal, usted ha pasado por cosas muy dolorosas, la enfermedad, la muerte de sus hijos, pero transmite fortaleza...

Principalmente, porque tengo que aceptar y transmitir que considero que todos somos parte de un plan divino, un plan mágico y que esta vida es la experiencia que nos brinda la oportunidad de crecer, de aprender, de evolucionar,d e buscar la conversión de nuestra materia a luz. Estoy en proceso evolutivo. Sin pretender llegar a la santidad sé decirles que la purificación del alma es un proceso largo y doloroso. De esa manera lo entiendo, pero lo veo con beneplácito. Lo veo lleno de esperanza y acepto la vida como viene, sin muchas preguntas.

-¿Qué representó para usted la canción '25 rosas'?

25 Rosas fue un asomo a la internacionalización. Se grabó en muchos idiomas, le dio unas bases bastante sólidas a mi carrera como autor. Me resulta maravilloso ver a niños de 5 años cantándola, heredada ya de sus abuelos.

Publicado el
LILIANA MARTÍNEZ POLO
CULTUR A Y ENTRETENIMIENTO
HERRAMIENTAS

Califíca aquí:

Artículos
Publicidad
Siguenos en nuestras redes

Personaliza vive.in con tu color favorito

PUBLICIDAD

Servicios

  • Blogs
  • Foros

Herramientas

Nuestra red de portales

PBX: 57 (1) 2940100. Bogotá 5714444 línea nacional 01 8000 110 211. Dirección: Av. Calle 26 # 68B-70. - servicioalclienteenlinea@eltiempo.com.co


COPYRIGHT © 2014 CEET Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. Ver Términos y Condiciones.