Y Omar Geles, acordeonero y compositor, ahora se volvió cantante

Desde el comienzo, el vallenato definió como juglar al que tocaba acordeón, componía y cantaba. Y a Omar Geles le faltaba cantar para reunir esas características.

Califique:

Compartir en:

"Me volví cantautor", dice Omar Geles, a manera de saludo. No significa que de ahora en adelante cantará solo sus canciones, aunque tiene el repertorio para hacerlo. Más bien, indica que se lanza como cantante. El jueves 29 de abril se presentará así: cantando y tocando sus propias canciones en el Festival Vallenato.

El autor de Cuatro rosas o Me gusta me gusta, es el compositor obligado en disco de vallenato que se respete (lo buscan los cantantes para asegurarse éxitos). Como acordeonero, Geles ya fue rey vallenato en 1989 y fundó la agrupación Los Diablitos (inolvidable en voces de Miguel Morales y Álex Manga) y alguna vez se dio a la ventolera de hacer vallenatón (vallenato y reggaetón).

 
Pero, cuenta que tarde o temprano iba a ser cantante, ya venía ocurriendo en sus conciertos. "Tocaré el acordeón toda la vida -dice Geles-. Pero decidí lanzarme como cantautor desde el 25 de diciembre.  Mis canciones han sido muy exitosas en los últimos
 diez años así que aproveché. Dejé el grupo con Álex Manga y en el Festival presento mi primer disco".


Lo hace con el respaldo de los números uno conseguidos en voces de otros, como El amor más grande del planeta, en voz de Pelaez. La decisión cae en un momento en que se fortalece ese gusto del público por querer ver cantar a los compositores.

"Ahora mismo -dice Geles- hay un público grande deseoso de escuchar las canciones en voz del propio compositor. Por eso me llamaban mucho para contratarme a mí y no al grupo, querían que fuera solo, no con Los Diablitos y que cantara yo".


¿Cuál fue el detonante para romper con el grupo anterior?

Llegaba de una gira de dos meses, el 13 de diciembre. Me dije: ya estoy cansado y quiero cantar, porque llegué y encontré pegada La aplanadora, una canción que le di a Jorge Oñate, por todo Valledupar. Entonces dije, llegó el momento de hacer mi propio grupo y cantar. Lo armé del 13 al 25 de diciembre, cuando hice mi primera fiesta en Patillal. Ya hice unas 27 presentaciones sin disco ni nada, nada más porque me decidí a cantar.

-¿Por qué no se lanzó a cantar antes?

Porque en mi grupo siempre hubo un cantante. Pero canté La hoja en blanco, hay tres CD en los que aparezco cantando, lo hacía por divertirme o porque la disquera me lo pedía. Ahora sí, grabé un disco para respaldarlo con mis presentaciones en vivo.

-Usted suele dar muchos saltos, ¿qué viene después?

Ya llegué a dónde quería llegar después de tanta voltereta. Por eso el CD se llama Historia Cantada. Era algo que se veía venir: En los últimos conciertos con Álex Manga, él me daba paso para cantar Los caminos de la vida y Cuatro rosas (grabada por Jorge Celedón) y la gente se emocionaba, lloraba, se montaba en las sillas. Había mucha química con el público, así que no podía quedarme así todo el tiempo.


-Usted habla de ser "cantautor", en el circuito vallenato, los compositores que van de gira cantando y contando las historias que los inspiran ante el público. ¿Hará lo mismo?

En algún momento, pero resumido. Al cantar Cuatro rosas se la dedico a los hombres que tienen la valentía de arrepentirse cuando le hacen daño a una mujer que los quiere. Eso fue lo que me pasó cuando la compuse, cuando la embarré con el amor de mi vida.
 Le dije: ?Hoy vengo con mis manos llenas de sinceridad..."

-¿Y qué historias cantadas trae en su CD?

Hay una que se llama Te cancelé, sobre el fin de una relación. Grabé e hice un mosaico con cuatro canciones románticas exitosas llamado La canción de mis canciones. Hay cuatro canciones nuevas mías y las demás son de otros compositores: Wilfran Castillo, Tico Mercado, Alejandro Sarmiento.

-Así que no es del todo "cantautor"


No quise que todas las canciones fueran mías, quise aprovechar el momento para lanzarme como cantante. En ese caso era importante grabarles a otros compositores, para que me vean cantando canciones de otros.


-¿A veces siente que tiene que componer y no le sale?

No. Tengo una pasión tan grande, que permanezco con 30 ó 40 canciones nuevas inéditas en el computador. Ahorita que estuve tres meses grabando, bajé la producción de composiciones. Pero cuando revisé lo que tenía, había 35 canciones, que son las que
 ahorita voy a presentarles a Silvestre y a los que entran a grabar. Mira que Poncho Zuleta sacó otra canción mía: Amor a siete mares; Nelson Velásquez me grabó dos, Iván Villazón y hasta Pipe Bueno.

-¿Será entonces cosa de disciplina?

Fíjate que es en lo único que soy disciplinado.

Publicado el
LILIANA MARTÍNEZ POLO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
HERRAMIENTAS

Califíca aquí:

Artículos
Publicidad
Siguenos en nuestras redes

Personaliza vive.in con tu color favorito

PUBLICIDAD

Servicios

  • Blogs
  • Foros

Herramientas

Nuestra red de portales

PBX: 57 (1) 2940100. Bogotá 5714444 línea nacional 01 8000 110 211. Dirección: Av. Calle 26 # 68B-70. - servicioalclienteenlinea@eltiempo.com.co


COPYRIGHT © 2014 CEET Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. Ver Términos y Condiciones.