Un diálogo de cerebro a 'Cerebro'

Óscar Ruiz Navia, director, y Arnobio Salazar Rivas, 'Cerebro', protagonista de 'El vuelco del cangrejo', cuentan cómo los juntó la vida para que hicieran este filme, que se estrena hoy.

Califique:

video: Entrevista exlusiva con el Director de la película colombiana 'El vuelco del Cangrejo'

Óscar Ruiz Navia, Director de 'El vuelco del Cangrejo' y Arnobio Salazar, protagonista de la película colombiana cuentan su experiencia con la película, ganadora del premio a la crítica en el Festival de Cine de Berlin. Se estrena en Colombia el 12 de Marzo de 2010.

Compartir en:

A Arnobio Salazar Rivas le gusta recordar detalladamente las escenas y los textos que vivió o que pronunció en la película El vuelco del cangrejo. 'Cerebro', como se le conoce en La Barra -en el Pacífico colombiano-, los repite en voz alta en una cafetería del norte de Bogotá como rememorando un instante feliz, mágico.

A su lado, escuchándolo y dispuesto para hablar con él, está Óscar Ruiz Navia ('Papeto'), su director, quien le propuso ser el protagonista del que se convirtió en su proyecto de grado en la Universidad del Valle y que cuenta, entre otras cosas, el conflicto entre 'Cerebro' y un 'paisa' que quiere montar un hotel y apoderarse de la tierra.

Ahora, El vuelco del cangrejo, que se estrena hoy en el país, es una realidad que llega con un aval que pocos cineastas colombianos han logrado: un premio de la Federación Internacional de Críticos de Cine (Fipresci) en el Festival de Berlín.

-Óscar Ruiz Navia (ORN): 'Cere', ¿usted se acuerda de cómo nos conocimos?

-'Cerebro' (C): Ustedes fueron a La Barra como turistas. A la tercera vez me hicieron un video haciendo galletas de coco: salí pelando el coco, raspándolo, preparando las galletas, rajando leña, montando la olla al fogón. Cuando volvieron, me propusieron la vaina de la película.

-ORN: Ese video fue un ejercicio de acercamiento hacia 'Cerebro'. Quería hacer un programa de cocina, pero en el que él hablara de por qué le gustaba vivir ahí y qué era lo que estaba cambiando en el lugar. En esas vacaciones, me contó de un blanco que había llegado allá y armado un negocio; había puesto una nevera y bafles y hacía mucha bulla. Él estaba malgeniado; eso quedó en el video.

EL TIEMPO: ¿Ahí pensó que esa era la materia prima para lo que iba a venir?

ORN: No, no sabía cómo iba a ser la película, pero a los cuatro meses pensé que podía ser sobre eso. Regresé y le pregunté si se acordaba de la anécdota del paisa y si quería estar en la película ¿'Cerebro', usted qué fue lo que me dijo?

C: Le dije: 'Hermano, nunca he hecho eso, ¿entendido? Pero si usted ve que le sirvo, hagámosle'. Nunca me había parado frente a una cámara, aunque había hecho cosas como de película y de teatro en las fogatas, tocando bombo y contando cuentos. Eso fue cuando me puse 'Cerebro'; tuve una transformación en el lugar donde vivo.

ET: ¿Se volvió un líder?

C: No, un 'Cerebro loco en acción'. Era como un 'man' de teatro, como un chamán. Me puse collares y pulseras. Andaba con un cuchillo y un bastón (...) Fueron diez años (...) Cuando usted llegó, yo ya me había quitado los amuletos.

ORN: 'Cerebro' ya me había contado esa historia. Precisamente, me parecía una persona muy histriónica. No solo era un habitante del lugar y un líder que tenía una ideología, sino también un 'teatrista' (como él dice). Es una persona con un gran don de contar historias y físicamente se parece a Bob Marley. ¡Es el Bob Marley del Pacífico!

ET: ¿Cree que el director capturó la esencia de La Barra?

C: Puede que no la haya logrado capturar toda, pero hay cosas que sí. La vida de los manglares, el 'andamiento' (caminata) al estero, cuando tiro la red, cuando cogen cangrejos con las trampas.

ORN: De todas maneras, la película está muy influenciada por mi visión del lugar. Por eso está focalizada desde el punto de vista de Daniel, el que llega a La Barra y quien es el álter ego del director.

ET: Usted nunca permitió que 'Cerebro' y el antagonista, 'El paisa', hablaran durante el rodaje; solo en la escena en la que se encuentran. ¿Por qué?

ORN: El método de actuación consistía en que las relaciones de la película se dieran en la vida real para que hubiera más espontaneidad en los sentimientos. Si eran amigos en la película, hacía que se volvieran amigos en la vida real o al contrario. Así no tenían que fingir nada. Hacíamos actividades para afianzar esas relaciones; por ejemplo, le pedí a 'Cerebro' que le enseñara a Rodrigo Vélez (quien interpreta a Daniel) a cortar leña con el hacha. En la película, 'Cerebro' es como el patrón de Rodrigo.

ET: 'Cerebro', ¿cómo recuerda el día en que vio la película por primera vez?

C: No le encontré la gracia, de pronto porque estaba como nervioso. Eso fue en Toronto. La segunda vez le vi su bacanería. Y cuando la presentaron en La Barra, la vi más bonita.

ET: ¿Qué es lo que más le gustó?
C: Todo. Desde que empieza con el viejito en la trocha y él le dice a Daniel: 'Cuídese porque esto ya no es como antes'.

Publicado el
PAOLA VILLAMARÍN
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
HERRAMIENTAS

Califíca aquí:

Artículos
Publicidad
¿Y tú qué opinas?
Siguenos en nuestras redes

Personaliza vive.in con tu color favorito

PUBLICIDAD

Servicios

  • Blogs
  • Foros

Herramientas

Nuestra red de portales

PBX: 57 (1) 2940100. Bogotá 5714444 línea nacional 01 8000 110 211. Dirección: Av. Calle 26 # 68B-70. - servicioalclienteenlinea@eltiempo.com.co


COPYRIGHT © 2014 CEET Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. Ver Términos y Condiciones.