• Clima 12°
  • Bogotá
  • Siganos en:
  • Twitter

Guía de Bogotá: Restaurantes, Bares, Cine, Arte, planes y Conciertos en la ciudad de Bogotá - Vive.in Vivein

Los cielos de Carlos Nariño

El artista bogotano, radicado en París, inaugura el jueves su nueva muestra, en la galería Beatriz Esguerra Arte

Califique:

Compartir en:

Foto: Archivo particular

El artista se inspiró en la vista occidental de París.

 El gusto del pintor bogotano Carlos Nariño -radicado desde hace 27 años en París- por subirse a los techos de las edificaciones viene desde niño, cuando trepaba al de su casa capitalina a pintar el cielo con una caja de colores Prismacolor. "Y cuando ya había hecho un pequeño pedacito de cielo, la nube desaparecía, qué desesperación", comenta con humor.

 


"Los cielos siguen ahí para otros niños", dice el artista en un poema, cuyo niño interior se sigue dejando sorprender por la majestuosidad de la bóveda celeste, como lo refleja su trabajo más reciente, 'Cielos al occidente', que inaugura el próximo jueves, en la galería Beatriz Esguerra Arte.

 


Si bien la idea de los cielos estuvo desde su infancia, Nariño la abandonó durante un periodo de su vida, cuando llegó a París, en 1985, para concentrarse en las naturalezas muertas, maravillado por las de J. S. Chardin; hasta que la necesidad de aire y libertad lo obligó a subirse, de nuevo, al tejado de su buhardilla.

 


"Ahí empecé a pintar los techos de París, al principio muy encajonados, como el reflejo subconsciente de una especie de prisión que me daba el cuarto. Y los fui ampliando en busca de un horizonte, prácticamente sin fin", explica, al evidenciar el proceso de maduración que lo llevó en 1992 a retornar a esos cielos de la niñez.

 


Esta nueva muestra, precisamente, es el resultado de ese encuentro interior. "En este momento -dice-, tengo un estudio que mira por completo hacia el occidente de París, con todos los atardeceres".

 


Si bien los primeros paisajes se apoderaban de todo el espacio, esta nueva etapa de Nariño se caracteriza por tomar distancia de los mismos, con una pequeña línea de tierra inferior y una gran porción de cielo que se apodera del resto, lo que le permite aventurarse con una rica paleta de tonalidades. "La idea es que el cielo te cubra y te pase por encima", agrega.
Esta sensación le permite al artista, de paso, reflexionar sobre la idea del mito de Ícaro en los cielos.

 


"Me parece un tema muy importante porque todos somos así. Soñamos, en un momento intentamos alcanzar ese sueño y caemos. Todo depende de cómo lo manejemos. Pero no podemos llegar hasta el Sol, eso es un imposible y una utopía", concluye el artista.

Publicado el
Carlos Restrepo
Cultura y Entretenimiento
17 de septiembre de 2012
¿Y tú qué opinas?
HERRAMIENTAS

Califíca aquí:

Artículos
Publicidad
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD