Caricias en pareja

Una de las primeras tareas para ofrecer placer sexual es conocer el cuerpo de tu pareja

Califique:

Foto: ¿¿ Jacopo ¿¿ - http://www.flickr.com/photos/native/

Compartir en:

Conocer el cuerpo propio y el de su pareja es una de las primeras tareas a realizar si lo que se busca es obtener los mejores resultados a la hora de ofrecer placer sexual.

 

Bien se sabe que no todos los individuos responden igual a los mismos estímulos, por eso resulta supremamente importante para todas las parejas realizar este ejercicio por lo menos una vez en el transcurso de su relación. El objetivo es hacerse a un buen banco de información que le resulte de utilidad a ambos en futuros encuentros sexuales.

 

Descubrir la geografía del cuerpo de su pareja es una actividad que perfectamente puede encajar de manera deliciosa dentro de los preliminares de una relación sexual. La técnica es sencilla y la metodología de la misma se puede catalogar dentro del método 'ensayo - error'.

 

Esto es importante: Una caricia hace la diferencia

Nunca es tarde para realizar esta expedición corporal.

- Si están empezando a conocer a la otra persona, es una manera sutil y sexy de ganar terreno y acercarse para romper el hielo que provoca la primera desnudez.

- Si llevan un buen rato con su pareja, es la oportunidad de enconrtrar algo nuevo y disfrutarlo con pasión.

- Si su relación atraviesa un momento tormentoso,  tenga en cuenta que una caricia bien hecha puede marcar la diferencia entre una nueva ilusión y el fin.

 

La idea es descubrir las partes más sensibles del cuerpo del otro. Para ello debe darse el tiempo de recorrer y tocar cada una de ellas, experimentando siempre con la intención y la sensibilidad que despierta la expectativa maliciosa de ver vibrar a su compañero o compañera.

 

Dentro del repertorio de acciones a realizar puede probar con las caricias continuas, cortas, suaves o el cosquilleo; igualmente puede intentar besando, lamiendo, chupando, soplando suavemente, pellizcando o mordiendo las diferentes zonas con las que esté experimentando.

 

Para este ejercicio de dos, también pueden utilizar accesorios que  consideren útiles para incrementar las sensaciones que está tratando de causar en su pareja, por ejemplo: plumas, telas o vibradores.

 

Muchas veces, el secreto mayor no está oculto en las partes más recónditas del cuerpo sino en la manera y la técnica de estímulo.  La idea de este ejercicio es, precisamente, descifrar la manera en que a su pareja le gusta ser tocada. Un conocimiento que, una vez digerido , perfectamente se puede combinar a la hora de realizar otras prácticas sexuales para incrementar la intensidad de las mismas. 

 

Publicado el 28 de abril del 2009
http://bogota.vive.in/adultos/bogota/articulos_adultos/abril2009/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_VIVEIN-5088047.html
HERRAMIENTAS

Califíca aquí:

Articulos
Publicidad
¿Y tú qué opinas?
Siguenos en nuestras redes

Esta es la zona roja

PUBLICIDAD

Servicios

  • Blogs
  • Foros

Herramientas

Nuestra red de portales

PBX: 57 (1) 2940100. Bogotá 5714444 línea nacional 01 8000 110 211. Dirección: Av. Calle 26 # 68B-70. - servicioalclienteenlinea@eltiempo.com.co


COPYRIGHT © 2014 CEET Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. Ver Términos y Condiciones.